Un corazón inocente

Un corazón inocente en un mundo de miserables

Victor Hugo

La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente.

Un corazón inocente, es el que aun cree en la bondad de las personas

Victor Hugo

Nació el 26 de febrero de 1802, hijo del general del Imperio Joseph Léopold Sigisbert Hugo.  Y de Sophie Trébuchet, una dama muy desenvuelta e independiente de origen bretón. Fue el menor de una familia de tres hijos varones, Abel y Eugène , pasó su infancia en París.

Animado por sus éxitos, Victor Hugo abandona las matemáticas, materia que cursaba en el Liceo Louis le Grand y para la que tenía aptitudes, y se embarca en la carrera literaria. Con sus hermanos Abel y Eugène. En 1819 funda la revista, Le Conservateur littéraire, que atrae la atención sobre su talento.

En agosto de 1848 funda el periódico L’Événement.40 Apoya la candidatura de Carlos Luis Napoleón Bonaparte, elegido presidente de la República en diciembre de 1848,​ Tras la disolución de la Asamblea nacional, en 1849 es elegido para la Asamblea legislativa y pronuncia su Discurso sobre la miseria.

Durante el exilio en Jersey, Hugo se interesa por la fotografía. Colabora con sus hijos François–Victor y, sobre todo, Charles, así como con el poeta, dramaturgo, periodista y fotógrafo Auguste Vacquerie. Hugo les delega la parte técnica, pero es él quien pone en escena la composición de las vistas. Producen primero daguerrotipos, luego fotografías con negativos sobre papel, retratando esencialmente al poeta o su entorno familiar y amistoso. Toman también vistas de Jersey, de Marine Terrace y de algunos dibujos de Hugo.

A partir de 1849, Hugo consagra un tercio de su obra a la política, un tercio a la religión y el último a la filosofía humana y social. El pensamiento de Hugo es complejo y a veces desconcertante. Niega toda condena de las personas y todo maniqueísmo, pero no es menos severo con la sociedad de su tiempo. Al mismo tiempo, su pensamiento político va a evolucionar, abandonando el conservadurismo y acercándose al reformismo.

Un corazón inocente, es el que aun cree en la bondad de las personas

Victor Hugo

Tres Guerras

Albert Camus

El gran Cartago lideró tres guerras:
después de la primera seguía teniendo poder;
después de la segunda seguía siendo habitable;
después de la tercera ya no se encuentra en el mapa...